The latest posts

Cómo ayunar de manera saludable

El mero hecho de pensar en ayunar puede provocar hambre. Pero prescindir de la comida durante un tiempo -ya sea por motivos de salud o religiosos- puede ser bueno para ti.

En realidad, hay varias formas de ayunar. A veces, el ayuno significa evitar ciertos tipos de alimentos, como los hidratos de carbono o las grasas. Otras veces sólo significa reducir las calorías en general. Luego está el tipo de ayuno en el que no se come (o a veces se bebe) en absoluto durante un día o más.

Muchas religiones promueven alguna forma de ayuno como disciplina espiritual. Y la literatura médica indica que el ayuno, en general, puede:

  • Estimular la pérdida de peso.
  • Disminuir la inflamación de enfermedades crónicas como la artritis.
  • Mejorar la presión arterial.
  • Reducir el colesterol.

Si estás planeando un ayuno en el que no comes nada, te recomendamos estos cinco consejos para mantener tu salud y tu nivel de energía:

  1. Hazlo con calma: Reduce la comida y la bebida gradualmente durante varios días -o incluso semanas- antes del ayuno. De lo contrario, empezar a ayunar bruscamente será un shock para el cuerpo.
  2. Evita los alimentos y bebidas azucarados: Comer galletas y té dulce antes del ayuno no es una buena idea. Puede que te sientas lleno y satisfecho al principio, pero cuando tu nivel de azúcar en sangre caiga en picado una o dos horas más tarde, puedes sentir mucha hambre y debilidad. Para tener suficiente energía a largo plazo, llénate de carbohidratos complejos (como pasta, arroz y patatas) y proteínas (como carne y judías).
  3. Reduce la actividad: No es buena idea hacer ejercicio intenso cuando no se come ni se bebe; si no piensas reponer nutrientes durante un tiempo, conserva tu energía para las actividades vitales diarias.
  4. Planifica con antelación los medicamentos: Antes de ayunar, habla con tu médico sobre cómo tomar tus medicamentos. Algunos medicamentos, como los que se toman para los trastornos convulsivos, son esenciales y no debes tomarlos en ayunas. Otros medicamentos, como algunos antibióticos, deben tomarse con alimentos.
  5. Sal del ayuno con calma: Al final del ayuno, repon las calorías gradualmente. En lugar de darte un atracón de comida de inmediato, reparte esas calorías en tus dos próximas comidas. Esto es mejor porque te ayudará a evitar los cambios rápidos de azúcar en sangre y la fatiga asociada al consumo de una gran cantidad de alimentos.

Incluso siguiendo estos consejos, un ayuno excesivo puede ser peligroso. No te abstengas de toda comida y bebida durante más de unas horas.

Continue reading Cómo ayunar de manera saludable

¿Qué es el ayuno?

El ayuno es abstinencia de comida o bebida, o ambos, por salud , rituales, religiosos o éticos.

La abstención puede ser total o parcial, prolongada, de corta duración o intermitente . El ayuno ha sido promovido y practicado desde la antigüedad en todo el mundo por médicos, por los fundadores y seguidores de muchas religiones, por personas designadas culturalmente (por ej., cazadores o candidatos a los ritos de iniciación) y por individuos o grupos como expresión de protesta contra lo que creen que son violaciones de principios sociales, éticos o políticos.

El ayuno se ha utilizado terapéuticamente desde al menos el siglo V a. C. , cuando el médico griego Hipócrates recomendó la abstinencia de alimentos o bebidas para los pacientes que presentaban ciertos síntomas de enfermedad. Algunos médicos reconocieron un instinto de ayuno, por el cual los pacientes en ciertos estados de enfermedad experimentan naturalmente una pérdida de apetito; otros creían que administrar alimentos durante tales estados era innecesario y posiblemente incluso perjudicial, ya que se pensaba que el ayuno era una parte natural importante del proceso de recuperación.

En las religiones de los pueblos y civilizaciones antiguas, el ayuno era una práctica para preparar a las personas, especialmente a los sacerdotes y sacerdotisas, para acercarse a las deidades. En las religiones mistéricas helenísticas (por ejemplo, el culto curativo del dios Asclepio ), se pensaba que los dioses revelaban sus enseñanzas divinas en sueños y visiones sólo después de un ayuno que requería la dedicación total de los devotos. Entre los pueblos precolombinos del Perú, el ayuno a menudo era uno de los requisitos para la penitencia después de que una persona confesaba sus pecados ante un sacerdote. En muchas culturas, la práctica se consideraba un medio para calmar una deidad enojada o para ayudar a resucitar a una deidad que se creía que había muerto (por ejemplo, un dios de la vegetación).

Entre las religiones occidentales, solo el zoroastrismo prohíbe el ayuno, debido a su creencia de que tal forma de ascetismo no ayudará a fortalecer a los fieles en su lucha contra el mal. Las otras religiones occidentales, judaísmo , el cristianismo y Islam enfatizan el ayuno durante ciertos períodos.

Además de su papel en la religión, el ayuno se puede utilizar para expresar puntos de vista sociales y políticos, en particular como un gesto de protesta o solidaridad. El ejemplo clásico de este enfoque lo estableció Mahatma Gandhi , quien a principios del siglo XX llevó a cabo un ayuno en prisión para expiar los excesos violentos de aquellos de sus seguidores que no practicaron su enseñanza de satyagraha (no violencia) contra el dominio británico en la India.

Continue reading ¿Qué es el ayuno?